Japón: Maní reducen el riesgo de enfermedades cardiacas

Comer maní, en pequeñas cantidades, puede reducir el riesgo de mortalidad, especialmente la muerte por enfermedad cardiovascular, mostró un estudio reciente.

El informe recoge la investigación de personas de diferentes razas, incluyendo los caucásicos, afroamericanos y asiáticos, todos de escasos recursos.

Los investigadores encontraron que los cacahuates que consumen regularmente reduce la mortalidad entre los hombres y mujeres de todos los grupos, y sugiere que el consumo de los frutos secos, puede ser una manera barata y nutritiva para reducir la mortalidad y las enfermedades cardiovasculares en todo el mundo.

El estudio, publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana, Medicina Interna, incluye más de 70.000 caucásicos y negros en Estados Unidos y unas 130.000 personas de China en Shanghai.

“Hemos encontrado que el consumo de maní se asoció con la mortalidad total reducida y mortalidad por enfermedades cardiovasculares en una población predominantemente de bajos ingresos en los EE.UU., y entre hombres y mujeres chinos que viven en Shanghai”, dijo el autor principal, Xiao-Ou Shu, asociado director de Salud Global del Centro de Cáncer Vanderbilt-Ingram (VICC).

Hubo una reducción en el riesgo de mortalidad total de un 17 a 21% de los participantes, según el estudio.
El riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular se redujo entre un 23 y un 38%.

Pero el coautor William Blot advirtió que debido a que los datos eran de estudios epidemiológicos observacionales y no ensayos clínicos aleatorios, “no podemos estar seguros de que los cacahuates eran responsables de la reducción de la mortalidad observada.”

“Los resultados de este nuevo estudio, sin embargo, reforzan la investigación anterior que sugiere beneficios para la salud del consumo de nueces, y por lo tanto son muy alentadores”, agregó Blot, quien también es director asociado para el control de la prevención del cáncer y la investigación basada en la población en VICC.

Los cacahuetes son menos costosos y más disponibles que muchos otros frutos secos, y son comidos por muchas culturas alrededor del mundo.

Las nueces son altas en grasas insaturadas y fibra, vitaminas y antioxidantes y pueden aumentar la salud cardiovascular con tan sólo 30 gramos consumidos semanalmente.

“Los resultados sugieren que la inclusión de una pequeña cantidad de nueces como parte de una dieta bien balanceada puede ser de beneficio”, dijo Peter Weissberg, director de la Fundación Británica del Corazón, que no participó en el estudio.

“Los datos no muestran que entre más cacahuates se consuman se corre menor riesgo de un ataque al corazón, por lo que la gente no debe empezar a comer grandes cantidades de frutos secos, en particular los frutos secos salados, con la esperanza de que los protegerá de enfermedades del corazón” añadió.

Los participantes en este último estudio se observaron entre cinco y 12 años.

 

-- 

Lic. Nutrición CECILIA  FERRÉ CALDERON