Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 1 en counter_get_browser() (línea 70 de /home/nutriceperu/public_html/sites/all/modules/counter/counter.lib.inc).

Tener barriga envejece y resta felicidad

Las personas que acumulan grasa en la zona abdominal presentan alteraciones hormonales, características del envejecimiento prematuro y alteraciones del estado de ánimo.
MADRID, España, abr. 20, 2011.- La llamada curva de la felicidad va tener que cambiar de nombre. Y es que especialistas en nutrición desmontan el mito. Tener barriga ya no es sinónimo de ser feliz. Según el doctor Rubén Bravo, especialista en nutrición y obesidad visceral en España, aquellas personas que acumulan grasa en la zona abdominal presentan alteraciones hormonales características del envejecimiento prematuro junto con alteraciones del estado de ánimo. Dicho de otro modo en la barriga se acumula una cantidad de grasa que hace que aumente la hormona del estrés (el cortisol) y reduce los niveles de endorfinas, que son las hormonas encargadas de trasmitirnos sensación de felicidad y bienestar. Por lo que aquellas personas de abdomen prominente en consecuencia serán menos felices. La medida del perímetro de la cintura aporta un dato más en cuanto a obesidad en España. El 40% de los españoles sufre hipertensión arterial, uno de los factores de riesgo cardiovascular más prevalente en España. Se ha utilizado la medida de la barriga para realizar un estudio sobre obesidad. Curiosamente, el sur de España, concretamente Murcia, una zona rica por los productos de huerta y dieta mediterránea, es donde tienen la barriga más grande y en consecuencia donde más obesos hay. No hay que olvidar que la población obesa se ha duplicado en los últimos 30 años y que España está entre los países europeos con el índice de masa corporal más alto.

Los especialistas también avisan de que la grasa visceral, la que se acumula en el interior del abdomen, también lo hace alrededor de órganos vitales, por lo que conlleva un alto riesgo para la salud representando a través de enfermedades cardiovasculares pero también, diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer. Hay que tener cuidado porque los malos hábitos como mala alimentación, tabaco, alcohol, altas dosis de café y vida sedentaria hace que se acumule grasa alrededor de estos órganos vitales que en algunas ocasiones no está a la vista. Pero es que además esta grasa visceral se acumula muy rápidamente y es más difícil de perder que la subcutánea. Un problema que sufre el 82% de los hombres en España y un 34% de las mujeres. Además la disposición a tener grasa abdominal extra aumenta con la edad, a partir de los 35 años en varones y de los 55 en las féminas. Por ello, lo mejor como siempre dicen los especialistas prevenir. Porque al contrario de lo que todos creen, la grasa de la barriguita no se va con abdominales. Más bien se recomienda una dieta apropiada y ejercicio aeróbico para potenciar la creación de masa muscular y facilitar la quema de grasa visceral.
El doctor Rubén Bravo, del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, nos deja un último dato para la reflexión. Y es que la grasa visceral es muy activa y genera un constante bombeo de sustancias tóxicas en el torrente sanguíneo, un proceso que conduce a la acumulación de ácidos grasos libres en el hígado y otros órganos, desequilibrando la regulación insulínica del organismo, el azúcar sanguíneo y el colesterol. En definitiva, otro mito que se viene abajo y por supuesto la idea de alimentación sana y ejercicio lo mejor para una vida sana y longeva.